¿En qué consiste el proceso de crianza y alimentación de cerdos ibéricos?

El cerdo ibérico es originario de la Península Ibérica, que cubre el centro, sur de España y Portugal, desde allí, sus derivados han ido extendiéndose en toda Europa, y en el mundo, en donde indiscutiblemente se han dedicado a cautivar paladares por ser una de las mejores y más jugosas carnes del mundo.

La carne de cerdo ibérica, es considerada una de las más lujosas, y esto se debe a la forma de crianza y alimentación de estos cerdos. Es sin lugar a dudas uno de los platos más representativos en España, desde donde ha logrado diversificarse en distintos tipos de cortes, y diferentes presentaciones comerciales.

La razón principal, que hace de la carne de cerdo iberico, un producto diferente a cualquier otro, comienza desde la forma en la que son criados los cerdos ibéricos

¿En qué consiste el proceso de crianza y alimentación de cerdos ibéricos?

Este tipo de cerdos son criados en un proceso completamente especial, pues los cerdos ibéricos viven en espacios abiertos, en los cuales pueden correr, moverse y ejercitarse, y la cual ayuda al crecimiento de los músculos y el desarrollo de grasa de las bellotas.

Por su parte el régimen alimenticio de está basada principalmente en bellotas y pasto, este tipo de alimentación hace que la carne tenga el peculiar sabor que le caracteriza, sin embargo, al mantenerse en libertad, estos cerdos también consumen un alto contenido de hiervas.

¿Qué hace tan especial la carne de cerdo Ibérica?

Son diversas, las características que las hacen diferentes a cualquier otro corte de carne.

A simple vista podríamos no apreciarlo, incluso, a simple vista podría apreciarse como un corte de carne de res, por su color rojo brillante, siendo esto completamente opuesto al clásico color blanco de la carne de cerdo normal.

La gran diferencia es básicamente la forma de alimentación de estos cerdos, principalmente a base de bellota, además de la capacidad de estos cubrir de grasa los músculos, lo cual permite que la carne tenga un sabor muy jugoso y característico.

Otro aspecto característico de su sabor es su alto contenido en grasa oleica insaturada, la misma que encontramos en el aceite de oliva, y que acentúa su sabor

Sin lugar a dudas los diferentes cortes de carne, resultan ser no solo deliciosos, sino que extremadamente jugosos, y con una textura difícil de igualar.

Otra de las razones que hacen de esta carne, tan especial y buscada, es que el cerdo ibérico, solo se encuentra en la península ibérica, y los criadores, son los que se encargan de la distribución de los productos cárnicos derivados de este.

La carne de cerdo ibérico, es muy saludable, gracias a su gran cantidad de ácidos grasos monoinsaturados lo que lo convierte en un producto con alto contenido de “colesterol bueno” además es una fuente de proteínas de muy alta calidad, aporta hierro, vitaminas y antioxidantes naturales.

Por lo general cuando analizamos el contenido nutricional de la carne de cerdo Ibérico, este es uno de los alimentos más completos y energéticamente equilibrados de la dieta mediterránea.

Hoy podemos decir con total convicción, que la carne de cerdo ibérico, es una de las carnes más codiciadas y amadas del mundo, tanto por los chefs como por los comensales, quienes definitivamente no pueden resistirse a las ventajas de este producto.

Existen diferentes cortes de carne de cerdo, algunos muy populares, dada la versatilidad que brindan a la hora de incorporarlos en la cocina.