Teniendo en cuenta las necesidades de los bebes

Hoy vamos a tratar cuestiones de bebés, de los años que ni siquiera se tenía pañales igual que los de ahora de usar y tirar, nos referimos a la época de hace más de cuatro décadas. Dado que todos y cada uno conocemos las caquitas y las meaditas en el pequeño se producen de forma involuntaria. La orina se produce hasta veinte supuestos al día y la cagada se suele generar de una a tres momentos al día. Lo mejor y más necesario consiste en que la mamá ó el individuo que cuide al pequeño deje sin humedad y aseado al pequeño en cada lapso de nutrición… A un pequeño que sea proclive a regurgitar se le asiste muy bien con pañales plenamente relucientes previamente de la toma de su alimentación. Ya antes de colocar en el bebé se recomienda ampliar los pañales en el orden necesario. Primero se ubica el mayor pañal ancho, posteriormente el de franela y delante el pañal de 3 puntas.

Más tarde de suprimir el pañal sucio, se lavan las piernas con una punta de pañal ó con un paño húmedo y más tarde, se lavan adecuadamente con agua. A los pequeños niñas se les debe de higienizar de delante hacia atrás para eludir posibles infecciones de los conductos genitales a causa de la suciedad, llevando siempre en la canastilla bebe productos de higiene adecuados. A continuación usamos polvos de talco. Entonces ubicar al pequeño sobre un conjunto de pañales que se colocarán en el orden previsto bajo los glúteos. Este antiguo método de envoltura de pañales posibilitaba un gran entorno aclimatado para el lactante, pero debemos declarar que disponía de una ocupación que las mamás ó cuidadoras de hoy en día, ni se pueden permitir ni disponen minutos para estas funciones.

Al final del segundo mes empieza ya el niño a patear con fuerza. Para el pequeño el hecho de patalear resulta ser un gozo grande y una marca concreta de que todo sigue bastante bien y se siente saludable. Cuanto más patea es cuando bañarse y con anterioridad de ajustarle los pañales. Resulta ser entonces en el cual el bebé demanda sus primeros calzones para el zapateo sustituyendo la mantilla de franela, ya que dará más agilidad al bebé.

A pesar de que se consideren pragmáticos los pantalones de goma y los pañales impenetrable no han de ser empleados por un buen tiempo por las enrojecimientos, acontecimiento que hoy día es complejo pues se han resuelto todos y cada uno de esos requisitos con los pañales modernos y también innovadores que han corregido todos y cada uno dichos defectos de los métodos que se empleaban hace cuarenta, en tanto que los calzones de goma cerraban la dermis de manera hermética y complicaban la transpiración y perdida de calor.

A lo largo de 1er año de vida del niño no merece aún ningún calzado, los defectos de pies planos y algunas distorsión de los pies además no se eluden a través de zapatos sino más bien al contrario consiguen acreditar aquella situación. Los patucos que calzamos a los pequeños no necesitan terminar en punta, en su elaboración se procurará de que tengan una anchura optima a la medida de los dedos con lo cual se impedirá el originario crecimiento y autonomía de los pies del niño.

Antiguamente las muselinas y los pañales que se mostraban húmedos se colocaban inmediatamente a lavar. Los pañales con heces se asean primero de que la suciedad aparezca más compacta antes de limpiarlos, el pañal se ponía a hervir a lo largo de unos diez minutos y luego se limpiaba con esmero. Seguidamente se secaban al aire libre, aun durante semanas deberían ser planchados en tanto que el planchado ayudaba a dejarlos libre de gérmenes. Imagínense ustedes el trabajo que se empleaba al no disponer de los pañales actuales de un uso, que aun hay disponibles para pequeños y pequeñas pudiendo incluso seleccionar tamaños de diversas edades, eso se sucede por que cuando avanzan las semanas el volumen de niño se modifica. En los pañales se debería mirar el grado de renovación en todos y cada uno de estos años en dicho producto.

Unido a una correcta comida también higiene, el niño necesita incluso para su crecimiento que le dé el aire y el sol. Siempre que permanezca la meteorología aceptable debemos sacar a al pequeño al aire libre a partir de la 2ª semana de vida y en invierno es conveniente desde del mes de vida, lo deseable es  a parques con jardín pero si es imposible una terraza ó un espacio al aire en el cual dé el sol sirve para nuestro objetivo.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin