huescar joyeros opiniones

Compro en Huescar Joyeros desde hace tres años y siempre he quedado muy satisfecha. En todas las épocas las gargantillas, aretes, relojes, pulseras, etc se han ideado tanto para un sexo como para otro, en la mayoría de las sociedades. Se han usado para lucirse en distintas partes del cuerpo y como adorno.

Los primeros colgantes, cierres formados por dos piezas y que encajan una en la otra, pulseras, etc. provienen de El primer continente habitado por el ser humano, concretamente en el período anterior al comienzo de la historia.

Hace muchísimos años se hicieron los primeros anillos, pulseras, pendientes, collares, etc. de un mineral con tonalidades brilantes y de color rojizo.

En la sociedad egipcia de la antigüedad los brazaletes, sortijas, pendientes, collares, etc. simbolizaban estatus y asimismo se utilizaban para las iglesias.

Los individuos de los pueblos de la grecia antigua apenas usaban joyas y si utilizaban joyas era en algun evento. Se solían dar como regalo pero además las chicas las utilizaban para ser contempladas por su fortuna y encanto.

Cuando los romanos conquistaron Europa, se inició un cambio en la joyería. La pieza más común llegó a ser el conjunto de dos piezas, una de las cuales encaja en la otra, y de esta forma se aseguraban de que no se les descolocasen las prendas. Usaron oro, bronce, esmeraldas, jáde, zafiros, carey, perlas, ámbar, etc., dado de tenían muchas opciones por todas partes. Creaban gargantillas, broches, pulseras y aretes. Además inventaron joyas de adorno que cuelgan y dentro se metía perfume. Las señoritas lucían sortijas, aretes, esclavas, prendedores, gargantillas, etc., y sin embargo los hombres llevaban sortijas.

En la época de revalorización de la cultura clásica de la antigua roma y la antigua grecia y la época en la que españoles, británicos y portugueses recorrieron casi todo el planeta implicaron avances en el ámbito de la joyería en Europa.

Cuando en 1804 napoléon fue coronado emperador. Los fabricantes de pulseras personalizadas empezaron a fabricar anillos, collares, pulseras, tiaras, pendientes y broches que combinasen entre si.

Los cambios que influyeron en el modo de vida de un importante conjunto de individuos y por supuesto los cambios tecnológicos propiciaron que surgiera un segmento social por encima de la clase baja que podía adquirir adornos que se llevaban prendidos en la ropa, esclavas, aros, gargantillas, alianzas, etc..

Hoy en día los nuevos métodos aparte de materiales han permitido que se fabriquen joyas más estilosas, y también accesibles para todas las personas.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn