Democratizar la practica de deportes masiva

La formación física ha sido determinante para el desarrollo del menor, estimo que en este país se ha de promover más esta disciplina por el hecho de que facilita valores como el trabajar en grupo y la convivencia en competición, valores que han sido primordiales en nuestro formato de vida nuevo para nuestro desarrollo profesional. El deporte nos favorece esforzarnos y disputar con el resto, 2 de los rasgos precisos para convivir en este mundo capitalista.

Los norteamericanos que son los fundadores de este formato forman a sus hijos en sus escuelas y universidades con un importante % de materias programadas a la gimnasia, dando lugar a equipos de todo tipo de eventos que contienden con el resto de escuelas produciendo una competencia natural. Quizá ello puede ser la causa del aumento de las rentas de esta sociedad por el hecho de que los forman para ser empresarios como los de Lidersport y ni siquiera para vivir de la administración como pasa en diversos países de Europa donde gran número de sus ciudadanos a lo auténtico que quieren son en transformarse funcionario para tener un empleo solo en calendario de matinal.

Si tenemos que competir en este planeta por el hecho de que las reglas que nos han implantado son estas debemos de transformar nuestro formato educativo y también incentivar el ejercicio no solo en los colegios de primarias y también institutos, sino en las universidades donde elimina totalmente el ejercicio físico. Podríamos ocupar más tiempo a los diferentes deportes en la universidad promoviendo las competiciones deportivas y que el desarrollo de dicha participación tenga un premio para el deportista en forma de becas ó descuento en las tasas universitarias que han subiendo su precio estos recientes tiempos por los limitaciones estatales.

En el ejemplo que me pongo a recrear mi infancia, estimo que en mi 1ª fase academica, en el centro educativo de educación primaria, conseguía realizar más ejercicio que en las etapas siguientes, había variados equipos tanto de football, como baloncesto en todos y cada uno de los institutos de mi urbe que pugnaban durante el transcurso del curso escolar y después el vencedor local de las diferentes asignaturas deportivas rivalizaba con el ganador de las varias localidades dejando un ganador comarcal. Estas carreras se hacían con múltiples equipaciones deportivas de diferentes edades para compensar los enfrentamientos deportivos.

Para los pequeños de los distintos colegios se trataba de un privilegio integrarse al grupo de su instituto y jugar con los otros competidores de los algunos centros escolares. Se fomentaba el trabajo en grupo entre otros valores primordiales para el crecimiento como personas.

También alcanzo a recordar que en el momento que llegamos a la edad de 14 años más ó menos, debimos trasladarnos del colegio al instituto de educación secundaría y todas y cada una estas competiciones desaparecieron lo exclusivo que existía era una disciplina que le llamaban gimnasia, en la cual te podías encontrar profesores de todo estilo, desde el propio vago que nos llevaba a las instalaciones deportivas y nos daba variados balones de bascketball y football a fin de que pasásemos el tiempo durante la hora que permanecía la hora lectiva hasta la típica maestra que esto de marchar al aire libre a jugar a ciertos deportes no le gustaba y nos exigía en el pabellón de deportes interior a confeccionar actividades deportivas de gimnasia física, ciertos de mis contendientes debido a su peso y estructura le era muy complicado llevar a cabo tal actividad, llegando a dañarse físicamente en determinados ejercicios.

Incluso, en último lugar, que cuando conseguí el grado universitario y tuve que volver a modificar de centro educativo observé que el ejercicio físico estaba desaparecido absolutamente de las asignaturas impuestas, que si querías iniciar algún deporte debías de ser tu mismo el que buscases esa alternativa dentro ó fuera del circuito universitario. Obviamente existía necesidad de ubicaciones para el deporte en la Universidad con objeto de servir a la demanda deportiva de todos y cada uno de los estudiantes que se hayaban matriculados en estos centros, estamos hablando de universidades públicas no privadas.

Termino mi post realizando un manifiesto de que necesitamos adaptar ese punto dentro de la modificación educativa, realzando el uso del ejercicio en los centros universitarios en los cuales no hay nada , ni materias ,ni competiciones de football ó balonmano u otras especialidades deportivas, nombro a estos 2 juegos pues pueden ser los más practicados a nivel español y los más practicados por la mayoría, acontecer que han convertido a los profesionales del fútbol en estrellas mundiales con lo que no estoy de acuerdo, pero esto es para comentarlo otro día.